Uruguay achicó la informalidad en el empleo un 17% en una década

El índice de trabajo informal en el país najó un 17% desde 2004 hasta 2014, según el último sondeo publicado por CEPAL. Esto se logró debido a las “grandes políticas aplicadas en el mercado laboral, que motivaron directa o indirectamente en los procesos de formalización”.

En el período transcurrido entre 2004 y 2014, los niveles de trabajo informal en Uruguay bajaron un 17%, gracias al proceso de desarrollo y estabilidad económica, por una parte, y a la aplicación de políticas de formalización, por otro.

Así lo relata el estudio nombrado “El proceso de formalización en el mercado laboral uruguayo”, redactado por la Oficina de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) en información de la Encuesta Continua de Hogares (ECH) del Instituto Nacional de Estadística (INE) y publicado hace pocos meses.

“En un escenario favorable en términos de economía, el país ha vivido en los últimos años un ajuste significativo de su tasa de informalidad de trabajo, entendida como el no registro a la seguridad social de los trabajadores”, detalla el estudio.

Diez años de cambio

Consecuencia de la crisis que agitó a Latinoamérica, en 2004 la informalidad en Uruguay llegó al 40,7% de los trabajadores, índice que compone el máximo en la historia.

Desde ese pico, la cantidad de trabajadores “en negro” fue bajando año a año, convirtiéndose de 458.000 personas en 2004 a 340.000 en 2014. Mientras tanto, la cantidad de formales pasó de 645.000 trabajadores en 2003 (zonas urbanas) a más de un millón en 2014.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *