Superar los grandes desafíos de una búsqueda de empleo a larga distancia

La Oficina de Estadísticas Laborales publicó su estudio de migración de la población, en el que se informó que entre el 2012 y el 2013, 35.9 millones de estadounidenses se trasladaron a otra residencia. De los que se mudan más de 800 kms, el 48% estaba relacionado con el puesto. ¿Está considerando la reubicación como parte de su búsqueda de trabajo? Si es así, este cambio le presentará grandes desafíos.

En un pasado no muy lejano, las organizaciones contratantes pagaban los costos de transporte para las entrevistas en persona y asumían los gastos de mudanza. Las organizaciones de hoy son menos interesadas en pagar esa factura o, en estos casos, incluso consideran un candidato de fuera de la ciudad, a menos que él o ella tenga habilidades difíciles de encontrar o que haya demostrado un rendimiento excepcional como alto ejecutivo.

La reubicación tiene una etiqueta de precio elevada. Se estima que las organizaciones gastan $9.300 billones al año en los EE.UU. por concepto de traslado con un promedio de $71.786. Así que si usted está pensando en mudarse a otra parte del país, aquí hay algunos consejos para estar tranquilo sin ahuyentar a un posible empleador:

  • Prepare el escenario. Utilice su carta de presentación o una llamada telefónica para transmitir que hay un traslado que ya se está considerando seriamente, en lugar de depender del traslado para conseguir un trabajo.
  • Agilizar el proceso de entrevista. Es posible que tenga que ofrecer el asumir la responsabilidad de sus propios gastos de transporte para la entrevista. Explique que usted va a estar en temas de mudanza o para evaluar asuntos de la vivienda y sugiera una reunión a su conveniencia.
  • Pague el flete. Mientras que algunas organizaciones van a negociar los gastos de mudanza, considere que posiblemente tenga que pagar los gastos del traslado. Ajuste sus expectativas para mantenerse en la carrera.
  • Haga hincapié en su red de seguridad. Deje pistas que indiquen su familiaridad con la ciudad y cualquier relación que ya tiene a nivel local. Los empleadores reconocen que las reubicaciones tienen más éxito cuando el nuevo colaborador ha establecido el apoyo local.

Si la ciudad de destino es donde quiere estar, la flexibilidad puede ser la mejor vía para lograr su objetivo. La competencia por los buenos puestos de trabajo sigue siendo feroz; no deje que los gastos de traslado se conviertan en un factor de quiebre del acuerdo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *