Satisfacción laboral: 1 de cada 2 uruguayos son felices en su trabajo

¿Se siente feliz con su vida profesional y personal? Para la más de la mitad de los uruguayos la respuesta a esta  pregunta es “sí”. La amplia mayoría de los ocupados están muy satisfechos con su situación laboral.

De acuerdo con el estudio del Monitor de Felicidad, desarrollado por Opción Consultores,  que en abril de este año encuestó a 600 uruguayos mayores de 16 años, residentes tanto en áreas urbanas como rurales; más de la mitad de los uruguayos (52%) tienen un grado de felicidad alta (ocho a diez, en una escala del uno a diez). Esto representa un leve descenso respecto al estudio de mayo de 2012, cuando la proporción ascendía a 56%. La felicidad media-regular (seis o siete), se mantuvo estable en 23%, mientras que los menos felices registraron un leve aumento, llegando al 25%.

¿Si su felicidad fuera una escalera de diez pisos, en qué tramo se sentiría en la actualidad? Un 54% de los ocupados respondió a esa pregunta con ocho, nueve o diez, en una escala del uno al 10, mientras entre los que no están ocupados representan 48%.

“Cabe reflexionar acerca de la relevancia que tiene el `trabajo` en la satisfacción personal
de la población uruguaya. En dicho sentido, puede decirse que, aún cuando el trabajo se asocia en muchas ocasiones al estrés entre otros factores de insatisfacción, dispone de un saldo de impacto favorable en la felicidad de la población”, indicó la consultora en las conclusiones del estudio.

La felicidad considerada como “baja” (del uno al cinco en la escala) registra una mayor incidencia entre quienes no se encuentran ocupados. Un 32% está en ese tramo, mientras que 21% de los ocupados lo hacen.

“El trabajo (si uno hace lo que le gusta) realmente dignifica como decían nuestros abuelos y ayuda a sentirnos realizados y en cualquier caso (aunque no hagamos algo vocacional) el hecho de hacer algo valorado por la sociedad – a través de un salario- nos hace sentir, valga la redundancia, valorados”, señaló Mauro Vázquez, responsable de la investigación. Además, es esperable que en una sociedad de consumo como en la que se vive actualmente el poder de compra que brinda el trabajo también sea gratificante.

Vázquez agregó que “muchas veces se piensa que la gente que no trabaja se sustenta con planes de ayuda u otros y que no le molesta esa condición”, pero destacó que “basándose en este estudio, por lo menos a nivel general no se observa eso”.

Los que trabajan

El estudio profundizó sobre la valoración de quienes trabajan. De ese grupo, más de la mitad (55%) evaluó la felicidad con el trabajo con un puntaje de ocho o superior. En tanto, la felicidad “media-regular” (seis o siete en la escala), representa 22%. El restante 23% mantiene una felicidad baja con sus tareas puesto que efectuó una valoración de cinco o inferior.

Si bien las diferencias no son estadísticamente significativas, si se distinguen las respuestas de acuerdo al sexo del entrevistado, las mujeres son quienes manifiestan encontrarse más felices con su trabajo. Los hombres, en tanto, mantienen un grado de satisfacción “medio-regular”.

Discriminados por edades, el grupo de jóvenes (de 17 a 34 años) tiende a ubicarse en una franja de satisfacción media respecto a su trabajo. Además, a medida que aumenta la edad de los encuestados se incrementa, simultáneamente, aquellos que se encuentran felices o infelices con su trabajo. Puede afirmarse que, los uruguayos mayores de 60 años están terminando su ciclo laboral con casi dos tercios de las personas satisfechas con su trabajo y un tercio insatisfecho con el mismo.

“Esta particularidad creemos que puede desprenderse de que los jóvenes que califican su satisfacción respecto al trabajo como `media` estén esperando una mejora en un futuro cercano respecto a este tema, mientras que entre los mayores ese nivel medio se va hacia los extremos debido a que los que consiguieron esa mejora pasan a ubicarse dentro del nivel `alto` y los que no pasan al nivel `bajo`”.

Por otra parte, quienes tienen un alto nivel educativo manifiestan un mayor grado de felicidad hacia su trabajo, lo que podría asociarse a una mayor calidad de su labor, y por lo tanto, a mejores remuneraciones. “Una cuestión que me parece importante resaltar es que el nivel de educación siempre influye positivamente en los niveles de satisfacción general y también respecto al trabajo, esa es quizás la conclusión mas clara de las mediciones realizadas hasta ahora: a mayor educación mayor satisfacción”, dijo Vázquez.

Insatisfacción

Los principales motivos de insatisfacción con el trabajo manifestados por los encuestados refieren al bajo salario (41,8%), seguido por “desempeñar una labor económica no vocacional (17,3%), tener “poco trabajo” (11,8%) y “problemas de salud” (8,9%).

El primer motivo señalado hace referencia a aspectos económicos y alude a bajas remuneraciones por conceptos de salario, defasaje entre la cantidad de horas trabajadas y el pago obtenido, manutención de otros familiares y por los “grandes” descuentos realizados por concepto de impuestos que gravan a los bajos salarios.

“Desempeñar una labor no vocacional” es otro de los motivos generadores de insatisfacción que se encuentran claramente asociados con que el trabajador realiza una tarea que no está acorde con sus expectativas o que no se relaciona con la preparación, pero que la realiza porque necesita de la remuneración laboral para subsistir.

Otros de los motivos de insatisfacción hacen referencia a “realizar changas”, “falta de permanencia laboral”, “no tener un trabajo fijo por temas de estudio” y “no le permitieron seguir estudiando”.

Las cifras

55% De las personas que trabajan están muy felices con su trabajo. En una escala del uno al diez, se ubican entre ocho y diez, según el estudio.
23% De quienes realizan una tarea remunerada tienen un grado de satisfacción bajo con ella. El 22%, en tanto, se ubica en un nivel medio.
41,8% De quienes están insatisfechos con su trabajo dicen que se debe a que perciben un bajo salario en relación a la tarea que desempeñan.

Fuente: El País – Uruguay

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *