¿Puedes contar con tus colegas?

A todos nos ha pasado: Son casi las seis de la tarde y uno corre contra el reloj para cumplir con la fecha límite de un gran proyecto. A último momento, te das cuenta de que no tienes más opción: necesitas información valiosa que sólo un colega puede facilitarte y, en caso contrario, nunca cumplirás con el plazo. Entonces redactas un email solicitando un favor de último momento. Aprietas “enviar” y… esperas. ¿Responderán?

En situaciones como estas, las chances de obtener la respuesta necesaria dependerá del tipo de relación que has establecido con éste y los demás colegas.