Planes de carrera para equilibrar trabajo y vida personal

Las empresas líderes en recursos humanos y consultoras más reconocidas notaron que, en éste último tiempo, las nuevas generaciones tienen otro tipo de exigencias además del sueldo. Ellos necesitan un balance entre la vida personal y profesional. ¿Cómo desarrollar una carrera teniendo en cuenta este delicado equilibrio?

A la hora de seleccionar a un postulante para un cargo, se tienen en cuenta 3 variables: 

– Conocimientos, habilidades y destrezas adquiridas

– Experiencia o práctica laboral desarrollada.

– Actitud; la variable más importante y determinante en este proceso.

Antes de que la empresa siquiera manifieste la necesidad de contratar a alguien, RRHH ya tiene un plan para cubrir esa falencia. El líder de RRHH ya tiene trazada una estrategia para detectar talentos dentro de la nómina, retenerlos o desarrollarlos. Por eso debe tener un profundo conocimiento de las personas que trabajan en la compañía y cuáles son sus habilidades y los puestos disponibles; acordes a cada perfil.

 

Hoy en día, prima la horizontalidad, lo que quiere decir que hay menos escalones entre colaboradores, asistentes, gerentes y líderes. Es decir que se trata de agregar valor a cada persona que está en la empresa para su desarrollo futuro y eso dependerá de la estrategia que implemente RRHH.

Cada persona tiene diferentes habilidades e intereses, expectativas y proyectos. El denominado “work-life balance” no es otra cosa que saber entender a las personas como un todo, en busca de su equilibrio y en pos de su felicidad. Para esto, la persona precisa saber qué quiere para su vida y, luego, “acomodar” su trabajo.

Para retener y motivar a las nuevas generaciones, muchas empresas ofrecen el apoyo de un profesional con experiencia y trayectoria, que los oriente. A esto se le llama “mentoring”. El mentor ayuda a calmar la ansiedad y encausa la capacitación para que, esta generación amante de la inmediatez, sepa dar pasos firmes y evite la frustración.

Las nuevas generaciones son arquitectos de su propio destino, eligen su propio camino, incluso en lo que se refiere a capacitaciones. Por eso  hay quienes optan por la “autogestión” en la capacitación. Es decir, manejar sus propios tiempos y no los de la compañía. Armar su propio plan de carrera bajo su propia responsabilidad, por supuesto, con el apoyo de los jefes y líderes de la empresa. 

Los planes de carrera son cada vez más personalizados en pos de conectar los intereses y necesidades de las personas con las posibilidades que ofrece la organización. Los líderes deberan supervisar y acompañar en su desarrollo y cada empelado covertirse en su propio manager de carrera, demostrando compromiso e intención de desarrollarse dentro de la empresa.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *