Los “fontaneros” de las compañías

La capacidad de un colaborador de solucionar problemas es muy poco reconocida a pesar del valor que significa.

Es complicado pensar en un empresario o jefe al que no le gustaría tener a un gran colaborador en su negocio; con esa persona hábil a la hora de resolver situaciones de las que nadie más querría encargarse. Pero la verdad es que esos “héroes” profesionales existen.

Los llaman a ellos cuando hay que mediar en un problema entre empleados, recibir a una visita incómoda o dar explicaciones ante un cliente que ha sufrido una incidencia grave. “En el 90% de las empresas existen personas que se ocupan de ciertas tareas incómodass, pero que sin embargo hay que encarar”, expresa Juan San Andrés, especialista en administración de personal. Estamos hablando de unas figuras importantes que aportan valor a la empresa, ya que “habilitan que la maquinaria productiva de la empresa continúe centrándose en lo importante y no pierda tiempo en lo que no es urgente”, añade.

No obstante, quien afronta un conflicto tiene mucho que perder. “Es una circunstancia que no te gusta hacer, que da baja visibilidad y muy poco reconocimiento. Pero si lo haces mal, el impacto será incluso mayor”, señala Óscar Izquierdo, director general de Ray Human Capital. Es así cómo no es de extrañar que la mayoría de los profesionales huyan de estas tareas tan tóxicas.

“Hay auténticos maestros del escaqueo. Antes de que sirvan el brownie, ellos ya lo vieron ir y venir y no estarán presentes al momento de la comida”, asegura Oscar Massó, especialista en marketing y estrategia en redes. Creer que el encargo no es parte de sus responsabilidades o mofarse constantemente de la carga de trabajo son algunas de sus estrategias evasivas.

Además hay quien parece tener imán para estas cosas. “Hay personas que no saben decir que no a su superior”, comparte Óscar Izquierdo. Otro error cotidiano es demostrar que uno tiene esta habilidad en un entorno difícil. “Si una vez te encargan armar la fiesta de fin de año de la compañía y tienes la mala suerte de que todo salga impecable, te tocará organizarla el año siguiente”, resalta este experto.

Lo cierto es que cualquier persona capaz de salir aireoso de este tipo de situaciones, sin duda cuenta con habilidades varias para el manejo y resolución de conflictos. No es un detalle menor, si pensamos en todos los requisitos que tienen los reclutadores a la hora de tener que salir a buscar al candidato ideal para este tipo de roles.

Fuente: El Pais

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *