La importancia de un buen Coach

Encontrar al Coach indicado requiere que los ejecutivos se animen a elegir a alguien distinto a ellos. El otro día, me llamaron de una de las empresas con las que mantenemos múltiples procesos de Coaching. La Vicepresidenta de Talento estaba al borde de la desesperación: se sentía frustrada porque uno de los ejecutivos que necesitaba coaching, rechazaba a todos los coaches que le ofrecieron. Ninguno lo convencía: uno porque no tenía experiencia en el mercado de capitales, otro porque no fue un ejecutivo senior, otro porque jamás trabajó con empresas dentro de las Fortune 50; tampoco quería a alguien sin experiencia internacional, y la lista de excusas seguía in eternum. Lo que este ejecutivo buscaba era alguien idéntico a él. No quería que desafiaran su estilo de liderazgo.

Este ejecutivo no creía que hubiera beneficio alguno en tener un coach. Su líder y RR.HH. sugurieron que debía tener coaching y por eso, para ser políticamente correcto y avanzar en su carrera, aceptó la propuesta. Pensó que si debía “padecer” el proceso, el coach por lo menos debía pensar como él para cumplir con lo indispensable, y decir que había asistido y recibido asesoramiento. Lo que realmente necesitaba era un coach que comprendiera los elementos fundamentales de un liderazgo responsable y sustentable.

Este tipo de casos ocurren frecuentemente: las empresas invierten en dar coaching a sus ejecutivos pero ellos, por su parte, lo consideran innecesario. Por eso es que dar con el coach indicado importa mucho. Para que los ejecutivos realmente cambien, hay que entender mucho más que su negocio. Los coaches que los asesoren deben conocer la industria y la forma de trabajo de cada empresa; sus procesos e iniciativas. Los mejores coaches comprenden en profundidad la gestión del cambio, la estructura organizacional, la efectividad de los equipos y la gestión de rendimiento. También saben lo que necesita un ejecutivo para cambiar, crecer y desarrollarse, y conocen aquello que los frena. Requiere conocimientos de la psicología del liderazgo. Los coaches apotyan a loo ejecutivos durante todo el proceso empleando basándose en sus competencias.

Entonces, para lograr una verdadera transformación efectiva, los coaches deben conocer mucho más que el tipo de negocio. Los ejecutivos no necesitan fortalecer sus capacidades empresariales, sino su estilo de liderazgo. Un compromiso de coaching efectivo ayuda a que los líderes logren integrar sus habilidades analíticas (duras) con las habilidades interpersonales (o blandas), para llegar a ser líderes preparados y resilientes.

Por eso  cuando en LHH contratamos  coaches, nos aseguramos de que cuenten con todas las habilidades y capacidades para ser sumamente efectivos en su delicada labor.

 

Fuente: Tracy Cocivera – LHH – Reino Unido

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *