Gut Check: ¿Los conflictos de oficina te impiden liderar?

Lo que más me gusta de mi empleo, es que me brinda la posibilidad de viajar y hablar con líderes de todas partes del mundo. Es justamente mediante esas conversaciones que me entero de las problemáticas con las que deben lidiar los líderes diariamente. Uno de los desafíos a los que se enfrentan es el manejo de conflictos y “dramas de oficina” entre sus empleados.

“Hay veces que siento que mi rol debería llamarse Directora de Conflictos y Dramas de Oficina”, expresó una líder durante una conferencia, provocando risas generalizadas. Quise saber a qué se refería y brotaron miles de anécdotas ejemplificando la problemática. Un gerente contó que debía soportar a diario la rivalidad entre dos equipos de su compañía. Todos los días recibía quejas y lamentos de empleados disgustados con el equipo opuesto porque “saboteaban su esfuerzo”. Otro relató lo difícil que le resultó trabajar con un líder de grupo que lo único que hacía era generar disenso y críticas. Tenía una visión negativa sobre todo y esparcía rumores dentro de la empresa. Su conducta generaba distracción e inoperancia; impidiendo que su grupo alcanzara los objetivos. También me contaron del caso de un Vicepresidente egocéntrico, fuente de drama constante. Cada decisión que él o su equipo tomaba, debía ser para mejorar su reputación o desarrollar su carrera; lo que hizo que se cometieran un sinfín de decisiones de negocios erradas.

Estos casos tienen un mismo problema en común: el peso de lidiar con empleados melodramáticos agobia y distrae a los líderes de su función primordial: liderar correctamente.

Todos los líderes tienen la responsabilidad de eliminar el drama de raíz. Sin embargo, no es fácil de lograr. Si eres líder debes tomar los recaudos y medidas necesarias para evitar los conflictos de oficina.

Aquí algunos consejos para evitar que te conviertas en el “Vicepresidente del área de Drama y Conflicto Laboral”:

• Intenta calcular cuánto tiempo te insume escuchar quejas y reclamos por motivos personales y no laborales.
• Analiza cuánto tiempo te has quejado ante colegas y compañeros acerca de los problemas de tu empresa y su gente.
• Trata de contabilizar cuánta energía y desgaste mental tienes al dedicar tu tiempo personal (noches y fines de semana) analizando conflictos de oficina.
• ¿Cuántas mañanas llegas al trabajo con malestar porque sabes que deberás enfrentarte a otro drama de oficina sin fin?

Como personas somos propensos al drama (y todos disfrutamos un poco del chisme) pero, como líderes no podemos permitir que esta conducta se expanda hasta acaparar nuestras funciones y tareas.

¿Cómo lidiar con los conflictos de oficina? Deja de postergar esa conversación difícil con tu colega. Deja de dedicarle tiempo a los llorones y quejosos. Haz algo al respecto de aquellas personas que sólo emperoan las cosas a diario. Aunque resulte duro, si debes darle salida, hazlo.

Tienes una decisión importante que tomar: ¿Eres un verdadero líder o el Vicepresidente de Dramas y Conflictos de Oficina?

En el Gut Check de esta semana preguntamos: ¿Los conflictos de oficina te impiden liderar?

Fuente: Vince Molinaro – Global Managing Director, Líder de Estrategias para Lee Hecht Harrison.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *