Gut Check: ¿Haces más de lo que tu rol exige?

Todos conocemos la icónica marca inglesaBurberry”, fabricante de clásicos impermeables trench, bufandas, equipaje, calzado y accesorios. Lo que no sabemos es que, esta empresa hace poco, experimentó cambios profundos en su liderazgo y se desempeñó de tal modo, que su caso debería servir de ejemplo.

Christopher Bailey, CEO de la empresa, renunció a su cargo cuando la junta directiva de la compañía decidió traer a un peso pesado de la moda: Marco Gobetti, CEO de Céline. Se haría cargo a partir de enero de 2017. No se trató de un reemplazo, sino de una reubicación de roles; puesto que Bailey seguiría dentro de la compañía como Presidente y Jefe Creativo, lo que le permitiría seguir ejerciendo influencia en el diseño de la línea Burberry.

¿Qué fue lo que generó esta reorganización? Analistas de la industria y algunos disidentes dentro de la Junta de la compañía, llegaron a la conclusión de que ocupar la conducción del negocio y además forjar la visión creativa de la marca, era demasiado para Bailey. La merma en las ganancias de la empresa, sustentaban este punto de vista.
El paso al costado que tomó Bailey, es un ejemplo para líderes de todos los niveles: es un error asumir demasiadas responsabilidades y tareas. Quien mucho abarca, poco aprieta, dice el refrán.

En mi experiencia, oigo a muchísimos líderes quejarse constantemente de que “están con el agua al cuello”, o que siempre están “corriendo para apagar incendios”. Si bien esto es una realidad dentro de los roles de liderazgo de hoy, abarcar muchas tareas, puede socavar nuestra capacidad para dirigir en forma correcta y responsable. Incluso, los líderes más capaces corren riesgo cuando quieren abarcar demasiado.

Por eso, es recomendable, hacer una pausa de vez en cuando, para reflexionar acerca de tu liderazgo, la forma en la que lo conduces y analizar si estás bien posicionado y agregas valor a tu empresa.

Ciertamente, yo reflexioné al respecto y me di cuenta de que estaba acaparando demasiado; quizás por eso, la historia de Burberry me resultó interesante. En mi caso, el pasado octubre, asumí un nuevo rol de liderazgo en mi empresa. Un cargo que expandió mis responsabilidades a nivel global. A la vez, estaba construyendo una nueva filial que requirió el empleo de todo mi equipo y el uso de nuestras habilidades empresariales. Pero, debo confesar que, cuando uno acepta nuevas tareas y desafíos, es muy sencillo que todo se salga de control. Entonces, preferí dar un paso atrás para retomar perspectiva y planear cómo desempeñar esta nueva función, manteniendo el enfoque en proveer valor y brindar resultados para Lee Hecht Harrison.

Mientras meditaba acerca de mi situación, noté que muchos líderes con los que trabajé en el pasado, no se daban cuenta cuando aceptaban más tareas de las que podían realizar. Muchos creen que tienen que ser superhéroes: trabajar incontables horas extra, aguantar estrés y presiones que aplastarían a cualquiera y resistir todo ello, estoicamente. Lo cierto es que, muchos líderes de negocios y directores se sobreexigen y, como resultado, generan más daños que beneficios para sus compañías.

Cuando analicé las responsabilidades que traería mi nuevo rol, me di cuenta de que necesitaba enfocarme en el armado de un equipo con la capacidad de compartir parte de la carga de tanta responsabilidad. Si te sobreexiges y no delegas, te pones en un rol de máxima vulnerabilidad que puede hacer tambalear a tu equipo y a tu empresa.

La mayoría de los líderes son reacios a pedir ayuda. Temen que admitir que no pueden con todo, sea visto como señal de debilidad. Esa forma de pensar es riesgosa. Si estás luchando contra la marea y piensas que puedes solo, es muy probable que, no sólo te hundas, sino que arrastres a todo tu equipo contigo.

En el Gut Check de esta semana preguntamos: ¿Haces más que lo que tu rol exige?

Fuente: Vince Molinaro – Global Managing Director, Líder de Estrategias para Lee Hecht Harrison.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *