Gut Check: ¿Eres un líder intergeneracional?

Hace algunas semanas, el gurú de datos Josh Bersin, publicó en LinkedIn estadísticas interesantes sobre el mercado de trabajo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Los datos mostraron que la cohorte de empleados de mayor crecimiento en los Estados Unidos es la de aquellas personas con más de setenta años.

Ese resultado surge del hecho de que los baby boomers se están quedando en su trabajo más tiempo del esperado. Para algunos, es por una necesidad económica; para otros, es porque aumentó el promedio de vida y quieren seguir generando un impacto significativo dentro de sus organizaciones. El impacto de esta tendencia es la confirmación de que nuestro ámbito laboral tendrá diversidad generacional.

Me preocupa que muchas empresas olvidan esta diversidad intergeneracional. Desde hace algún tiempo, noto que toda la atención está puesta en las cohortes jóvenes, específicamente los Millennials y la Generación Z. Aunque es sumamente importante comprender cuáles son las expectativas que éstas tienen para con sus empleadores, enfocarse solamente en ellas, hace que se pierda de vista lo que otras generaciones tienen para ofrecer.

Ese es exactamente el punto que expresó el experimento realizado en Bristol, Inglaterra, en una casa de retiro para ancianos. Diez niños de escuelas preescolares de la zona fueron invitados a pasar un período regular con los residentes de la casa de retiro St. Mónica Trust. El Canal de noticias local documentó el proceso. Resultó fascinante ver cómo los niños se integraban a la vida en la residencia. Los ancianos no tardaron en sujmarse y participar junto con ellos de actividades como pintura, juegos de ingenio, manualidades, etc. Al poco tiempo, dijeron que se sentían mejor, más animados, menos solitarios y mucho más entretenidos.

Creo que la magia ocurre cuando logras conectar una generación con otra

David Williams, CEO del St Monica Trust, comentó acerca del experimento: “Viendo la evidencia del impacto positivo que tiene juntar a estas dos generaciones, se fortalece nuestra intención de crear comunidades abiertas, que alienten el contacto entre diversos grupos etarios”.

¿Qué significa esto para quienes ocupan roles de liderazgo?

Creo que necesitamos comenzar a crear mayores conexiones intergeneracionales en nuestras compañías y en nuestros equipos.

El primer paso es evitar el ataque desenfrenado entre generaciones que colma artículos y redes sociales. Se critica demasiado a los Millennials por ser haraganes, engreídos e impacientes (no esperan para pedir un ascenso o un aumento). Muchos de los Millennials con los que hablé, están hartos de ese estereotipo. También los baby boomers se sienten marginados y estigmatizados. ¡Esto debe terminar ahora!

El Segundo paso es encontrar formas de conectar a los empleados jóvenes con los mayores. En muchos de los programas de liderazgo que diseñamos junto con mi equipo, notamos que la magia ocurre cuando logras conectar una generación con otra. Recuerdo un caso en el que juntamos baby boomers con líderes jóvenes. Resultó fascinante ver cómo aprendían unos de otros y valoraban las diferentes perspectivas que cada cual aportaba a la empresa.

La colaboración entre generaciones puede darle ventaja competitiva a la organización: más perspectiva, equipos más felices, mejores resultados. Sólo se necesita el coraje de buscar el punto en común. ¿Eres un líder que perpetuará mitos anticuados sobre las diferencias generacionales en el trabajo? O ¡Serás la clase de líder que mostrará el inmenso valor que tienen las diversas generaciones cuando trabajan en conjunto y de forma significativa?

En el Gut Check de esta semana preguntamos: ¿Eres un líder Intergeneracional?

Fuente: Vince Molinaro – Global Managing Director, Líder de Estrategias para Lee Hecht Harrison.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *